Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 24 de octubre de 2009

eclipse

FUEGO Y HIELO
Unos dicen que el mundo sucumbirá en el fuego,
otros dicen que en hielo.
Por lo que yo he probado del deseo
estoy con los que apuestan por el fuego.
Pero si por dos veces el mundo pereciera
creo que conozco lo bastante el odio
para decir que, en cuanto a destrucción,
también el hielo es grande
y suficiente.
Robert Frost




Todos nuestros intentos de huida habían sido infructuosos.
Con el corazón en un puño, observé cómo se aprestaba a defenderme. Su intensa concentración no mostraba ni rastro de duda, a pesar de que le superaban en número. Sabía que no cabía esperar ningún tipo de ayuda, ya que, en ese preciso momento, lo más probable era que los miembros de su familia luchasen por su vida del mismo modo que él por las nuestras.
¿Llegaría a saber alguna vez el resultado de la otra pelea? ¿Averiguaría quiénes habían ganado y quiénes habían perdido? ¿Viviría lo suficiente para enterarme?
Las perspectivas de que eso sucediera no parecían muy halagüeñas.
El fiero deseo de cobrarse mi vida relucía en unos ojos negros que vigilaban estrechamente, a la espera de que se produjera el menor descuido por parte de mi protector, y ése sería el instante en el que yo moriría con toda certeza.
Lejos, muy lejos, en algún lugar del frío bosque, aulló un lobo.




De pronto, saltó una chispa
de intuición en aquel silencio sepulcral
y encajaron todos los detalles.
Algo que Edward no quería que supiera.
Algo que Jacob no me hubiera ocultado.
Algo que había hecho que los Cullen
y. los lícántropos anduvieran juntos por los
bosques en peligrosa proximidad.

Algo que, de todos modos, había esperado.
Algo que yo sabía que volvería a ocurrir,
aunque deseara con todas mis fuerzas
que no fuera así.

¿Es que nunca jamás se iba a terminar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

el joven lovecraft

vete a la versh

Vete a la Versh

Mi lista de blogs

ashlycatmusical